Análisis DAFO #1. Una herramienta básica

Businessman

El análisis DAFO es una herramienta básica en toda empresa. Esta herramienta permite a toda aquella empresa que lo use descubrir sus fortalezas y sus debilidades. Esto es algo esencial a la hora de descubrir posibles amenazas del mercado o de la propia empresa. También ayuda a descubrir nuevas oportunidades de negocio o mejorar el actual.

El análisis se centra en los aspectos internos de la empresa y también en los externos, posibles empresas que puedan ser una amenaza o debilidades internas que puedan suponer un problema.

La palabra DAFO se forma con las iniciales de Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades. En inglés se conoce como SWOT ( Strengths, Weakness, Opportunities and Threats).

Análisis DAFO

¿Cómo se usa el DAFO?

El DAFO puede ser usado en otras áreas que no sean directamente la empresa. Por ejemplo cuando se quiere realizar un currículum vitae. El DAFO se puede emplear para descubrir sus propias fortalezas que destacar en el documento. Pero también puede descubrir debilidades, cosas a mejorar o evitar y amenazas de posibles competidores.

Para empezar, se debe escribir la situación actual de la empresa. Esto se llama diagnóstico estratégico. Posteriormente se complementa con los cambios o mejoras que se deben hacer para mejorar dicha situación.

Con la base hecha para el análisis, el siguiente paso es fijar un objetivo principal. Este será el más prioritario a mejorar o alcanzar. Seguidamente se deben establecer objetivos secundarios o de menor importancia pero que también se deben alcanzar. Estos deberían ser más fáciles de alcanzar a corto plazo.

Mesa de reuniones

Análisis interno:

En esta primera parte del análisis como tal, se deben encontrar tanto las fortalezas, como las debilidades del equipo. Estas primeras deberán potenciarse y las segundas reducirlas o eliminarlas. No solo se debe analizar el producto en si o como funciona el equipo que lo crea, sino que también se debe analizar los diferentes apartados; producción, marketing, recursos humanos, etc.

Revisar la parte de producción debe ser primordial. Pero como se ha nombrado antes, no debe ser la única bajo lupa. En este apartado se debe comprobar como se realiza el producto o servicio, cuanto tarda, la calidad final, costes, posibles mejoras… Para luego mejorar uno o algunos de estos apartados y ser más competitivos.

En segundo lugar, la imagen de marca. El marketing es la puerta a como el público o posibles clientes perciben al producto y el equipo que hay detrás. Comprobar que posicionamiento se tiene,  la imagen percibida por el cliente y que gamas atraen más al cliente debe ser el objeto de estudio en dicho sector.

Tras esto, las finanzas. ¿El/los productos son rentables? Cuantos recursos se emplean y si pueden ser menos, el endeudamiento que sufre la empresa y su liquidez para afrontar las jornadas.

Englobando todo lo anterior, se puede hacer de forma más exhaustiva analizando la organización en si:
Qué cultura empresarial hay en la empresa, la jerarquía de los trabajadores, como se dirige la empresa y que metodología de control se usa. También como se selecciona al personal, como se motiva a estos y como se les recompensa.

Ordenador personal

Análisis externo:

La segunda parte de este análisis debe recoger las amenazas y las oportunidades. Se debe poner el ojo en el entorno de la empresa, es decir, aquello que no depende de la empresa pero que si le puede afectar.
Aquí se debe descubrir cualquier información relevante para la empresa en cuanto a mercado, el sector en el que compite, la competencia y su entorno.

El mercado engloba el público al que se dirige el producto o servicio, como evoluciona su demanda, si es a mejor o a peor y como compra el consumidor dicho servicio o producto.

El sector se centra en detectar tendencias con las que aprovechar nuevas oportunidades de negocio. Esto se puede aplicar tanto en crear un nuevo producto, mejorar la selección de proveedor, clientes, fabricantes o distribuidores.

La competencia, aquellos rivales a superar, se trata de comprender qué empresas se posicionan por encima o por debajo de la propia y encontrar una solución para escalar en el ranking.

El entorno es también un aspecto clave, se trata de variables que no dependen de la empresa ni el sector pero si que les afectan. Estas variables pueden ser la economía del país, la legislación vigente o futura, el nivel tecnológico, la sociedad y su forma de pensar o las políticas que se están llevando a cabo en ese momento. 

Para no alargar más esta entrada se publicará una segunda entrada continuando el análisis DAFO; Definiendo la estrategia.
Antes de terminar la entrada, ayer se publicó una entrada para hablar de como debería ser una buena idea financiera (Link).

2 thoughts on “Análisis DAFO #1. Una herramienta básica

Deja un comentario