El valor de su producto

Money and time.

El valor percibido es un aspecto muy importante a cuidar en su producto. Un cliente estará dispuesto a pagar el precio del producto si cree que vale la pena ese valor.

Un gran ejemplo de este aspecto lo tiene nuestro gran conocido Steve Jobs. Un profesional en este aspecto. El señor Jobs catapultó su empresa tecnológica a lo más alto dando al resto una imagen de altísimo valor. Minimalismo, cuidado de los detalles y fluidez. Los clientes percibieron sus productos como productos de un altísimo valor. Sus productos daban una experiencia única y diferente. Actualmente aún podemos ver el éxito de dichas políticas.

Steve Jobs con su producto de más alto valor: el iPhone.

No se trata de crear otra Apple. Muchos tratan de realizarlo. Se trata de formar una empresa diferente. Con una calidad muy alta y con todo lo que necesita el cliente y más.

Lo primero para seguir un ejemplo de valor, crear un buen producto. Es un paso básico, sin un buen producto, por muy alta calidad que se pretenda dar quedará arruinada. Hace falta un producto a la altura de lo que se pretende dar a percibir. Aunque se alargue su lanzamiento. Los grandes de las buenas experiencias del cliente saben que se puede aprovechar para crear todavía más expectativas. Esto significa que más medios hablarán sobre ese rumor, ese posible gran producto que la empresa ‘X’ va a lanzar. Publicidad gratis.  

Evidentemente, hay que tener mucho cuidado y planificación. Un producto con demasiado ‘hype’ podría tener el efecto contrario: Que el cliente potencial perciba que el producto no tiene tanto valor como parecía en los rumores. Se debe preparar un producto acorde a lo que se quiere percibir y lanzarlo cuando esté listo.

El valor del éxito y de emprender.

Lanzarlo cuando esté listo puede ser importantísimo. Otro punto a destacar en este apartado se sitúa en el mundo del ‘gaming’. Si caballeros, el mundo de los videjuegos, si bien visualmente ha ido avanzando. Su contenido, su trama, su contexto para enganchar a todo videojugador ha ido mermando. Trasfondo más débil, juegos a medio terminar. Alphas, betas… Puede ser una buena idea para lanzar el videojuego, pero a la larga pierde jugadores. Se trata de un pan para hoy, hambre para mañana. Por ejemplo se podría destacar el juego ‘Rust’. Tuvo un gran boom pero no supieron aprovechar ese capital inicial, al menos a tiempo. Jugando una estrategia un poco más calmada, haber tenido un espacio de preparación más amplio habría ayudado a dar más calidad percibida del juego.

¿Como planificar la mejor estrategia para que el cliente perciba el máximo valor posible? Un análisis DAFO es el segundo paso para el éxito. El primero es tener ganas de trabajar y triunfar.

Deja un comentario