La pirámide de la libertad financiera

Money and time.

La pirámide de la libertad financiera es una forma de  enfocar las finanzas en la que se busca escalar hasta la cúspide. Esta forma de escalar se realiza administrando los recursos y bienes de forma correcta.

Si bien hoy por hoy se dispone de Internet para poder ampliar los horizontes del conocimiento, las finanzas personales siguen muy descuidadas. Es curioso que, a pesar de la preocupación por las finanzas de muchos, acabe con resultados muy malos.

Un gran número de analistas financieros siguen una clasificación de niveles. El número varía entre 4 y 9. Pero en esta entrada se analizará en cinco categorías.

Pirámide de Maslow
La pirámide de Maslow

No se trata de cuanto dinero se gana, sino de cuanto se logra conservar y como trabaja este para uno mismo. Cuantas generaciones conservan este capital.

Nivel 1. El más bajo.

En la parte de abajo de la pirámide se encuentra el nivel de pobreza. A este grupo de personas les faltan ingresos suficientes para subsistir. Se encuentran ahogados con las deudas. Este grupo de personas se definiría como que no viven, sobreviven. Sus finanzas son del día a día. Es importante destacar que en este grupo pueden tener perfectamente un empleo remunerado. Pero una mala gestión del flujo de dinero puede llevar a no tener ahorros y por tanto no tener planificación ni un colchón financiero. Cualquier imprevisto, cualquier problema en casa puede desembocar en problemas para comer. Un ejemplo sería tener que pagar una nueva nevera porque la antigua se ha roto y luego apenas poder llenarla de alimentos.

Nivel 2. Estabilidad con las finanzas.

A partir de aquí se podría hablar de un mínimo. Las personas dentro de esta parte de la pirámide se podrían definir que tienen ‘riqueza financiera‘. Cuando se puede lograr una estabilidad a futuro de unos tres meses mínimo se ha logrado posicionar en este nivel. Si sucede un imprevisto, hay cierto colchón con el que afrontarlo sin problemas. Periódicamente se subsana el hueco ocasionado por el imprevisto.

Cuando se ha llegado al segundo nivel es cuando la persona puede plantearse entrar dentro del mundo de las inversiones. Pensar en como optimizar sus gastos y prepararse para intentar subir al siguiente nivel.

Trabajo productivo para la libertad financiera.

Nivel 3. Seguridad

Tras preparar y llevar a cabo una correcta gestión financiera se obtiene cierta seguridad financiera. A partir de este punto, las personas pueden plantearse dejar de trabajar durante cierto tiempo. 

Los ingresos pasivos generados con ciertas inversiones estratégicas ayudan a cubrir los costes básicos y no depender exclusivamente de un ‘trabajo’. Dentro de estos costes básicos podrían encontrarse todo lo relacionado con alimentación, educación, transporte, salud… 

Algunas ideas de inversión para mantener este nivel podrían ser:

  • Alquiler de viviendas.
  • Acciones
  • Remuneración por patentes.
  • Libros (escritos).
  • Una red multinivel.
  • Canciones.
  • Publicidad
  • Etc.

Por otra parte, disponer de estos ingresos pasivos no evita que se pueda disponer de ingresos activos para situarse en este nivel.

  • Salario
  • Negocios tradicionales
  • Etc.
Mesa de trabajo

Nivel 4. Libertad financiera

O como también se puede llamar; independencia económica. Esta sería la meta a seguir por la mayoría que se dedica a las finanzas. Se podría definir básicamente como un nivel en el que los ingresos pasivos alcanzan la talla suficiente como para cubrir los costos básicos y dar también algún lujo

Normalmente lo que disfrutan de este nivel, que disfrutan de libertad financiera no tienen un trabajo. Ojo, que pueden tenerlo, pero seguramente vaya más enfocado al placer de realizar dicho trabajo más que la necesidad de tenerlo. Por tanto dedicará el tiempo que le venga en gana, no lo necesita para vivir. El gran valor de este nivel es el disponer del combo de Tiempo+Recursos. Tiempo y capital para realizar lo que uno desea. Poder realizar lo que se quiera sin depender de un trabajo. No depender de perder 8 horas al día. Más de 40 horas a la semana para poder hacer lo que se quiere. 

Por último, dependiendo de los lujos y costes básicos que tenga cada persona podrá alcanzar antes o después su libertad financiera. Por ejemplo, alguien que necesita un coche tiene más costes que otra que no lo requiera. Por poner un ejemplo muy simple.

Nivel 5. Abundancia financiera

Este nivel va mucho más allá del anterior. En este nivel, realmente pueden hacer lo que les dé la gana sin prácticamente límites económicos. Cuando alguien tiene todas sus necesidades cubiertas puede dedicarse a buscar aquello que le apasiona. Esto no significa que solo los que están en este nivel puedan dedicarse a ello. Pero si que tendrán más posibilidades al disponer de más recursos y tiempo.

Bien, terminando la entrada. Pueden comentar, señores, en qué nivel se encuentran, a cual aspiran y que piensan hacer para lograrlo. Seguro que ayuda a muchos otros que todavía no se han planteado ascender en la pirámide. Ayuden a esos que no tienen una buena estrategia financiera a que busquen el cambio.

One thought on “La pirámide de la libertad financiera

Deja un comentario