Montar un ecommerce y ganar dinero

CHica comprando desde su sofá en un ecommerce

Montar un ecommerce puede ser una muy buena forma de ganar dinero prácticamente de forma pasiva. Solo requiere de un sitio web y de muy poca infraestructura detrás.

Un ecommerce se basa en la idea de comercio tradicional: compra y venta de productos. Pero desde una perspectiva online. Sin tienda física y accediendo mediante Internet.

Definición
Montar un ecommerce y ganar dinero desde su despacho.

¿Cómo se empieza el negocio?

Primero y muy importante hace falta saber como crear un ecommerce o en su defecto buscar a alguien que lo construya. La imagen y la sensación de calidad es muy importante para el cliente. No es lo mismo entrar en una web formal y con gran calidad que en una con una imagen mala. La primera tiene muchas más posibilidades de realizar ventas que la segunda.

En segundo lugar saber qué se va a vender. El producto que se decida vender puede ser crucial. Cabe recordar que ya hay gigantes como Amazon, Aliexpress, Gearbest… Vendiendo grandes cantidades de productos y contra los que hay que competir. Tal vez un análisis DAFO ayude a encontrar el producto ideal

El segundo punto va muy ligado a saber qué tipo de ecommerce se quiere montar. 

Tipos de ecommerce

  • Venta de productos: La primera definición que se aprende sobre un ecommerce. Es como las típicas tiendas físicas pero online. Como Amazon, Gearbest…
  • Dropshipping: Para el cliente puede parecer igual al primer punto pero para el propietario no. Se trata de una tienda en la que el cliente es sustentado por un tercero, es decir, el propietario o equipo de la tienda no se encarga de abastecerlo. Simplemente comunica la orden de envío.
  • E-commerce de afiliados: Tal vez este sea un concepto más complejo de entender. Se trata de una tienda que no vende como tal, sino que consigue ventas para otras tiendas. Un ejemplo muy común serían los enlaces de afiliados de Amazon. La tienda simplemente facilita la venta y Amazon la realiza, de forma que no necesita ningún proceso para realizar la venta, simplemente redirigirla.
  • Membresías: Al igual que las típicas ventas con suscripciones, en las que se paga periódicamente, este tipo de tienda funciona parecido. Al igual que por ejemplo la contratación del teléfono, se paga según los meses o cuando se especifique. Este modelo de negocio se puede aplicar con productos físicos como las cajas sorpresa. Mensualmente el cliente recibe cierta cantidad de productos sobre una temática que le gusta.
  • Marketplace: Esta sería la definición que más se ajusta al modelo de negocio de gigantes como Amazon. Se trata de una tienda de tiendas. Cualquiera puede vender en esta tienda siempre y cuando pague las comisiones correspondientes. A ojos del cliente sería como un ecommerce normal y corriente.
  • Servicios: Una consultoría online por ejemplo. La venta de servicios online también es muy frecuente. Cada vez más se ven entrenadores personales que ofrecen sus servicios por Internet. Marcan las rutinas y hablan por correo o por videoconferencia con los clientes para evaluar los avances y mejoras.
Montar un ecommerce y tener un público potencial al nivel de número de smartphones del mundo.

Por otra parte cabe analizar a qué publico se le ofrecen los productos o servicios ya que el enfoque podría ser muy diferente.

Según su perfil comercial

  • B2B (Business-to-Business):  Se trata de un modelo de negocio en el que una empresa le vende a otra empresa u organización.
  • B2C (Business-to-Consumer): Se trata de modelos en los que las empresas venden al consumidor como pueden ser comida, ropa o electrónica.
  • C2B (Consumer-to-Business): En este tipo de negocio la venta es al revés, los particulares venden a las empresas o las empresas pujan por sus productos, normalmente de segunda mano. 
  • C2C (Consumer-to-Consumer): En estos casos la web o plataforma facilita la compra-venta entre particulares. Dos grandes ejemplos de este tipo de negocio serían Wallapop y Milanuncios.
  • G2C (Goverment-to-Consumer): El gobierno vende a los consumidores como pueden ser las empresas publicas. RENFE seria un ejemplo.
  • C2G (Consumer-to-Goverment): O al contrario del anterior punto.
  • B2E (Business-to-Employer): Muy raros de ver ya que normalmente se trata de descuentos a los propios empleados pero no tiene porque ir acompañado de ventas a otro target. Un ejemplo sería la formación para su posterior aplicación o venta de productos con los que luego desempeñar una actividad económica.

Ahora que saben que es un ecommerce y sus puntos principales solo queda investigar en cuanto a su creación y encontrar el mejor producto que pueda ofrecer. Enriquecerse de forma gigantesca está mucho más cerca. Comenten sus casos de éxito.

Deja un comentario