La ruleta, ganar dinero y riesgo

La ruleta

La ruleta es una de las atracciones principales de los casinos y que dudo que alguien no conozca. Aún así es fácil de definir; se trata de un mecanismo giratorio con números del uno al 36 repartidos los pares en rojo y los impares en negro. Opcionálmente traen el cero, pero este es un tema a tratar más adelante. Los clientes apuestan a que sale un número, un conjunto, color, par, fila,columna…

Es una de las atracciones principales de los casinos y las películas ayudan a que la gente que no frecuenta ese tipo de sitios la conozca. Se trata de un juego simple de empezar y muy visual. Es muy fácil dar a entender como gana dinero (o pierde) quién juega y lo que tiene que hacer. Básicamente si cae la bola donde ha apostado gana. Tal cual. O tal vez no es tan sencillo.

Fichas, cartas y la ruleta.

Un juego de azar; se debe calibrar la probabilidad

Como podemos intuir con la descripción de este juego se trata de un juego de puro azar, o debería. Hace falta distinguir entre todos los tipos de ruleta y si el sitio es legal, aunque, al menos en España es difícil encontrar un sitio que opere de forma ilegal. Básicamente porque el riesgo sería enorme y la maquinaria muy cara.

Se trata de un negocio y eso lo tienen muy claro las casas

Si bien es muy típico saber repentinamente sobre un conocido que ha sacado un buen puñado de euros en una ruleta, la verdad es que no es lo normal. Es muy extraño ganar beneficios sustanciales y lo que es más importante: obtener rentabilidad a la larga.

Rentabilidad a la larga: aquí es donde radica el éxito de los casinos y las casas. Tal vez un día un cliente gane mucho, pero a la larga se dejará más dinero del que sacará.

Esto aplicado a la ruleta se puede explicar desde sus orígenes: 
La primera ruleta inventada no contaba con el 0. Fue inventada por Blaise Pascal en 1655. Esta ruleta contaba con cierto equilibrio a la hora de sacar números (dependiendo del rango de tiradas que se quiera analizar) y su media entre colores era del 50% puro, nada de 49% con decimales. A esta se le añadió el cero para romper el equilibrio matemático entre el color negro y el rojo y dar rentabilidad a la banca. 

Y aquí es donde radica el secreto. Puede parecer una tontería, pero es el secreto para que sea un producto que genere dinero y no simplemente lo dé o deje a su propietario igual que cuando la compró. La ruleta se emplea porque da dinero sino no se pondría en los casinos.

Por otra parte, para que quede claro, las cuotas están ideadas para que no se pueda apostar a todo y ganar beneficios, debe tener un mínimo de riesgo con lo que hacer rentable implementar una ruleta en el casino.

Según los números que se apuesten se saca una cuota u otra:

  • Un número: cuota 35-1 (pero hay 37 números, ¿recuerdan?).
  • Un par: la mitad, 17-1.
  • Cuatro números: 9
  • Opcionálmente hay ruletas que permiten apostar a 3 números con combinaciones que incluyen el cero.
  • Filas cuota 11-1
  • Rango de números por ejemplo 1-18/19-36. O por docenas.
  • Colores y par/impar a cuota 2.

Tal vez me deje alguna opción pero se pueden hacer una idea.

Porcentajes en la ruleta

Continuando con el tema de probabilidades, viendo la cantidad de números que hay en la ruleta. Teniendo en cuenta que la ruleta no esté amañada la probabilidad de acertar un número es de 2,7% en fracción 1/37. Una fila o una docena dispondría de una probabilidad de 32,43%. Los colores disponen de una probabilidad del 49%, dependiendo de la muestra cogida puede variar a un 48 o 49,9%. Esta variabilidad y el juego que mete el cero es clave para que las empresas dedicadas a este mundillo saquen beneficio.

Hablando más por la parte del negocio, los porcentajes arrojados de beneficios son de un 2,7% para las ruletas manejadas por una persona. Al ser un porcentaje tan bajo, se suelen asociar mínimos altos con lo que aumentar el beneficio. No sería lo mismo un mínimo de 5€ que de 50€ ese 2,7% representaría unas 10 veces observando el caso más bajo posible. Lo anteriormente mencionado se aplica a las ruletas con un solo cero. Las ruletas con doble cero ven sus beneficios aumentados hasta un 5,26%.

Por otra parte, las máquinas automáticas están diseñadas para sacar un beneficio concreto y esto se puede conocer fácilmente viendo la etiqueta que debe llevar por ley. Esta indicará que máximo devuelve en forma de premios la máquina.  

Tragaperras, juegos de azar y la ruleta.

Se trata de un negocio, amigo

Al final la ruleta se trata de un negocio. Es decir, ganar dinero en vez de regalarlo.

Volviendo a las ruletas digitales en concreto, estas al ser un ordenador el que ‘lanza’ la bola no dispone de aleatoriedad absoluta. Los algoritmos pueden llegar a ser muy complejos. Pero no cuentan con la aleatoriedad absoluta. Esto podemos verlo en el libro ‘El arte de la intrusión’ de Kevin Mitnick. Lectura muy recomendable.

Y como se ha dicho anteriormente, este tipo de máquinas deben disponer de una etiqueta que indique cuanto dinero devuelve en forma de premio. Sino no puede operar de forma legal.

Los límites no son por usted, son por ellos

En un principio, al conocer los límites de que disponen este tipo de juegos de azar puede dar a entender que es para proteger a los clientes de perder demasiado dinero. Pero no. Se trata de proteger al dueño del aparato con lo que evitar que con una ‘martingala‘ o similares alguien saque un beneficio desmesurado. Lo que metería en problemas al casino.

Por otra parte, los mínimos tratan de asegurar un mínimo beneficio. Esto ya dependerá de sitios. Pero la mayoría de veces se contará con mínimos más altos en ruletas manejadas por personas.

La ruleta de un cero simple.

La ruleta por parte del jugador

La gracia de estos dispositivos para el que abre casinos y casas de juego es que tal vez un jugador un día saque mucho dinero, pero a la larga perderá. Siempre se pierde a la larga.

No existe ninguna estrategia ganadora ya que no se puede predecir que va a salir. Se puede hacer una estimación estadística. Pero no puede asegurar nada.  Si la ruleta no dispone de ninguna manipulación, sus resultados se rigen por la independencia de sucesos. Un rival muy duro. Este punto es muy importante a la hora de hacer predicciones o jugar con el tema estadístico. Que haya salido un número anteriormente no significa que no pueda volver a salir. O todo lo contrario, que no haya salido en 100 tiradas no implica que deba salir a la 101.

Una forma de manipulación que se emplea con la independencia de sucesos son las tablas estadísticas que muestran normalmente. Salen los porcentajes de cada número durante ese día (o rato, no hay como saber que muestra utilizan para dar los porcentajes o si son reales) y un apartado con ‘números calientes’; los que más han salido y los ‘números fríos’; los que menos han salido durante la partida. Esto consigue condicionar las elecciones del jugador pero que pueden no significar nada a la hora de predecir el próximo resultado, el jugador no sabe el tamaño de muestra.

“Este número debe salir ya. Todavía no ha salido desde que estoy sentado.”

Una de las frases que se puede escuchar al jugar

A lo anterior se puede sumar el autoengaño. El jugador se sugestiona a pensar que no ha perdido dinero, o que no ha perdido tanto. Esto puede deberse a una adicción latente y condiciona que vuelva otra vez para ganar o ganar más.

Como curiosidad final, los números de la ruleta suman un total de 666.

Antes de finalizar la entrada, si todavía quieren jugar con juegos de azar pero la ruleta no es de su agrado, les animo a que investiguen sobre el mundo del trading y como hacer una primera toma de contacto sin riesgo.

Deja un comentario